Ignacio Carrera Pinto y su Lección de Liderazgo

En pocos días más y como cada 9 y 10 de Julio, resonarán a lo largo de todas las unidades militares y principales plazas públicas de Chile, los gritos de las gargantas de un sin número de oficiales, suboficiales y soldados conscriptos de nuestro Ejército. A ellos se sumarán por supuesto, los cadetes y cabos dragoneantes de nuestras Escuelas Matrices, cuyas voces se amalgaman al unísono para expresar con fuerza el Juramento a la Bandera.

Ese acto solemne y de profundo sentido cívico-militar constituye el más sublime y noble gesto de desprendimiento personal que un militar puede expresar. En ese breve lapso, frente a una numerosa comunidad y en un momento íntimo de conexión con la Patria y con Dios, da a conocer su voluntad de entregar lo más preciado que posee un ser humano en pos de un ideal superior; se está dispuesto a morir para salvaguardar los intereses de la nación.

Pero, sin ánimo de justificar cada línea escrita, ¿Qué relación guarda nuestro juramento con el nombre de Ignacio Carrera Pinto?

Pues bien, en este breve artículo quiero resaltar los rasgos de la personalidad del héroe y cuáles fueron sus actos y experiencias de vida que llevaron al Capitán Ignacio Carrera Pinto a demostrar un notable liderazgo en su corta pero meteórica carrera militar.

Los datos históricos señalan que Ignacio Carrera Pinto era nieto de uno de los padres de la Patria, José Miguel Carrera, hecho que sin duda él tuvo muy presente durante su vida, dándole coherencia a sus convicciones. Sin embargo, es preciso mencionar que también contaba en su historia familiar con varios parientes políticos y militares connotados de la época.

Entonces, cabe inferir que una de las improntas en su personalidad era la enorme responsabilidad que llevaba sobre sus hombros, derivado de su raigambre patriótica. Forjó su profundo patriotismo en el seno familiar.

Es notable el escrito que le hiciera llegar de vuelta al coronel peruano Juan Gastó durante el combate de La Concepción lo que refleja esta virtud, a la vez que su valentía, constituye el rasgo más relevante de su personalidad.

“… existe inmortalizada en el bronce la estatua del Prócer de nuestra Independencia, General Don José Miguel Carrera cuya misma sangre corre por mis venas, por cuya razón comprenderá Usted, que ni como chileno ni como descendiente de aquél, no deben intimidarme ni el número de sus tropas ni las amenazas de rigor” .

Otro rasgo relevante de su personalidad es la resiliencia. A la edad de 12 años muere su padre, José Miguel Carrera Fontecilla quien, sin duda, dada su condición también de militar, debió haber inculcado al niño Ignacio, arraigados valores humanos. Este hecho doloroso en la vida de cualquier persona, debió haber generado en él la resiliencia necesaria para sobreponerse a este golpe de vida y continuar su desarrollo personal, amén de que muy probablemente no haya sido el único hecho que haya cooperado a eso.

Posterior a este suceso, Ignacio Carrera Pinto cultivó la abnegación como virtud derivado del ejercicio de diversas y esforzadas labores tales como arriero de ganado, trabajos agrícolas y voluntario de bomberos en Santiago. Esta virtud la pondría en práctica permanente al desarrollar su carrera militar.

No obstante, las dificultades que ya había enfrentado, Benjamín Vicuña Mackenna, amigo personal de su padre, notaba rasgos particulares de su personalidad y lo describiría como alguien noble y fiel a sus amigos.

Junio de 1879, un mes después del Combate Naval de Iquique Ignacio Carrera Pinto ingresaba al Ejército como sargento primero animado por su enorme patriotismo. Participó en la batalla del Alto de la Alianza, en donde demostró valentía dirigiendo a su tropa, lo que le valió su ascenso a subteniente.

A mi juicio es muy probable que, a partir de este hecho, Ignacio Carrera Pinto haya sobresalido notoriamente por sus cualidades de liderazgo, el cual ejercería hasta el día de su muerte. El ascenso de grado en combate debió haber requerido de notables condiciones de comandante y líder.

Otras acciones de combate en las que participó y que seguramente siguieron forjando su valentía, patriotismo y abnegación, entre otros valores y virtudes, fueron la Campaña de Tarapacá, Toma de Pisagua, Campaña de Tacna y Arica y las batallas de Chorrillos y Miraflores.

Su acción en la Ocupación de Lima le valió el ascenso al grado de teniente, asignándole el mando de la 4ta. Compañía del Regimiento Chacabuco, siendo su unidad destacada a la Sierra Central del Perú, durante la Campaña de la Sierra.

En el poblado de La Concepción y a la corta edad de 34 años es ascendido al grado de Capitán (aunque él nunca llegó a enterarse) lugar donde entregó su vida junto a los 77 chacabucanos de su compañía.

Ignacio Carrera Pinto nos dejó su lección de liderazgo: Una persona noble, profesante de la lealtad, de carácter decidido, profundo amante de Chile, valiente ante el peligro, abnegado ante el sacrificio, con un inquebrantable sentido del deber y ejemplo personal. Estos valores demostrados por él, son en muchos casos, el producto de sus vivencias, las que fueron moldeando su personalidad.

Esa personalidad y probablemente derivado de un carisma especial, se llevó por delante sus propias debilidades humanas, apareciendo el líder capaz de influir en las convicciones de sus subordinados a tal extremo de darle valor a la muerte, cumpliendo lo propio con su ejemplo personal, a pesar de todos los temores y peligros.

Este ejemplo de liderazgo es el mismo que nos señala nuestro Juramento a la Bandera, el cual en su máxime literaria remece el corazón de todos los chilenos sin excepción al decir “¡hasta rendir la vida, si fuese necesario!”.

Fuente de la imagen: Sitio web Athenalab (https://athenalab.org/ignacio-carrera-pinto/)

One thought on “Ignacio Carrera Pinto y su Lección de Liderazgo

  1. El dia del juramento a la bandera, es significativo, pero al pasar el tiempo, vamos entendiendo cada vez más del compromiso que significa servir al país desde cada lugar en donde nos toque estar, Carrera y cada uno de sus hombres nos entregan esta lección de de liderazgo aplicable hasta nustros días.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *